LAS HABILIDADES DIGITALES SON CLAVE PARA MANTENERSE SEGURO EN LÍNEA


La seguridad en línea tiene mucho en común con mantenerse a salvo en otros aspectos de nuestra vida. Cuando los niños aprenden a cruzar la calle, por ejemplo, desarrollan la experiencia y el juicio para utilizar sus habilidades para saber cuándo es seguro cruzar. Con la seguridad en línea es lo mismo: aprender a juzgar los riesgos y ser consciente de los peligros que están presentes en la web hace que sea más fácil que los niños se mantengan seguros y se beneficien de las oportunidades que ofrece el Internet.

Con la enorme disponibilidad de información educativa y grandes oportunidades para la comunicación, el Internet tiene un enorme potencial para ayudar a los niños a aprender sobre el mundo de una manera que hace veinte o treinta años simplemente no eran posibles. Pero al igual que esta propagación de información y flujo de comunicación puede traer beneficios, también abre la puerta a peligros.

Hay un sinnúmero de historias de niños que son víctimas de los depredadores en línea, que comparten materiales perturbadores, que son intimidados en línea (bullying), y no se dan cuenta de la importancia de los controles de privacidad o de lo que es apropiado publicar. De acuerdo con un estudio realizado en el Reino Unido, más de una quinta parte de los niños entre 10 y 12 habían experimentado intimidación en línea, cuyas consecuencias pueden llegar a ser trágicas: en 2012, una niña de 15 años en Canada se quitó la vida después de años de acoso cibernético.
Durante un evento en Irlanda del Norte, la madre dijo: «Los niños que están pasando por este tipo de cosas necesitan el apoyo de amigos, familias, maestros y la policía.

«Tenemos que tener las conversaciones con los niños, para empoderarlos.»

Utilizar la tecnología de forma segura es parte esencial de poseer habilidades digitales, y con un 90% de los puestos de trabajo en Europa exigiendo habilidades TIC en un futuro próximo, de acuerdo con la Comisión Europea, la seguridad en línea será una de las habilidades principales que precisaran las personas durante toda su vida.

Afortunadamente, al igual que podemos enseñar a los niños a cruzar la calle de manera segura, también podemos enseñarles habilidades y conocimientos para ayudar a reducir los riesgos que corren en línea. Ayudar a los jóvenes a entender los diferentes riesgos son, cómo pueden reportar el acoso en línea, o cómo pueden hablar con un adulto si se sienten incómodos o inseguros acerca de algo que han visto, son excelentes puntos de partida. Hay que seguir estimulando a los jóvenes a reconocer las formas positivas en que pueden utilizar herramientas como las redes sociales, y cómo pueden controlar su información.

PADRES Y MAESTROS TAMBIEN NECESITAN HABILIDADES TIC

Pero por mucho que podríamos enseñar estas habilidades a los jóvenes para mantenerse seguros cuando están en línea, también es importante que los adultos que son responsables de los niños tengan estas mismas habilidades de seguridad en línea. Los maestros y los padres necesitan entender los riesgos que enfrentan, y los riesgos que enfrentan los niños, para que puedan dar orientación, estén atento a las señales de advertencia de que algo está mal, y se mantengan a salvo de los riesgos, a veces diferentes, a veces los mismos que ellos también enfrentan.

En ese sentido existen herramientas ya disponibles para ayudar a las personas a adquirir las habilidades de seguridad en línea que necesitan. En la mayoría de los países de Europa, hay gran cantidad de recursos para profesores y padres para aprender cómo mantenerse a sí mismos y a sus hijos seguros, mientras que en todo el mundo, el módulo de Seguridad Informática de ECDL Foundation, permite a cualquier persona desarrollar y certificar sus conocimientos y habilidades en una gama de temas de seguridad y protección de computación, a un nivel reconocido internacionalmente.

La clave para mantenerse seguro en línea es el conocimiento. Los niños necesitan saber los riesgos y saber cómo evitarlos. Los adultos tienen que conocer las señales de advertencia de que un niño puede estar en peligro cuando está en línea. Necesitan saber cómo apoyar a los niños a mantenerse seguros, y cómo reducir sus propios riesgos al utilizar las TIC. Afortunadamente existe la solución: se trata de una cuestión de hacer que todos tengan las habilidades que necesitan en un mundo digital.


– Blog basado en el original de ECDL Foundation

Tags: BlogsHabilidades Digitales en la EscuelaDesarrollo LaboralEducación

SUBSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN